El cachorro y el perro joven por Turid Rugaas

westie-wallpaper

 

Muchos hemos tenido a nuestro lado un cachorro espabilado con el que entrenabamos diferentes comportamientos y además lo hacía todo, todo, todo.

Llegó a la adolescencia y pareció enloquecer, y empezaron los problemas.

Otro cachorro que tuvimos era absolutamente imposible captar su atención o intentar de algún modo trabajar con él, más problemas y aparecía nuestra frustración… y la del perro.

El cachorro no para quieto, no duerme, lo muerde todo. Hay que cansarlo…y, entonces salíamos a correr todos los días 8 kilómetros con él ó ibamos al parque durante tres horas en las que jugaba sin descanso. Al tiempo fué creciendo…y nos dimos cuenta…que el cachorro no estaba descansado, sino todo lo contrario, necesitaba salir a correr mínimo esos 8 kilómetros diarios y si un paseo duraba menos de tres horas se volvía loco. Ups! problemas.

¿ Os suena? ¿ Pero…qué pasa?

Por una parte debemos entender que cada perro es un individuo totalmente diferente en cuanto a forma de ser y aprendizaje y, que nosotros mismos, somos diferentes en cada momento de nuestra vida.

Por otra parte nuestros niveles de exigencia deberían ir acorde a la edad del perro, a su proceso de maduración, a su estado físico.

Igualmente los tiempos de ejercicio o juego deben ir acordes al perro. Un cachorro que aún no se ha terminado de formar físicamente ( ni mentalmente), no está preparado para recorrer kilómetros diarios ni realizar juegos que exigan una condición física determinada.

“No podemos exigir a un niño de 1 año que lea, del mismo modo que no podemos exigir a un cachorro de 3 meses conductas o normas que aún no le hemos enseñado y, que mucho menos hemos afianzado.

Al entrar en la adolescencia algunos perros se aburren, las hormonas les juegan malas pasadas, son cabezas locas, no se autocontrolan…se frustran rápidamente,realmente estos comportamientos son normales a esta edad.

Ya os hemos hablado de Turid Rugaas en nuestro anterior post sobre la locura del perro adolescente. En este artículo hablará del cachorro y del perro joven y nos orientará acerca de las intervenciones que están en nuestra mano realizar para que nuestro perro llegue a ser un adulto sano y equilibrado buscando por nuestra parte la anticipación y la prevención de situaciones no deseadas, intentando la interacción con perros y personas adecuadas.

Lee el artículo completo: EL CACHORRO Y EL PERRO JOVEN. TURID RUGAAS. TRADUCCIÓN NICOLÁS PLANTEROSE.

Respeto Canino espera que os haya resultado útil e interesante!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s