Lenguaje de los perros

Perros que ladran, ¿ruido ó comunicación?

Analicemos el título del artículo que hoy os ofrecemos…Perros que ladran, ¿ruido o comunicación? y es que , los perros ladran. Ladrar es algo natural en los perros, todos somos conscientes de ello y si es algo tan lógico, ¿por qué nos resulta tan molesto? .

El ruido es algo que está presente en nuestro día a día sobre todo en las ciudades, contaminación acústica: bocinas, tráfico, camiones, gritos de personas adultas, niños, petardos… Convivimos y en la convivencia nos acabamos habituando a muchos de estos ruidos.

Cuando en la calle un niño llora ó grita desconsolado nuestra reacción suele ser observar y pensar:

-Pobrecito…¿Qué le pasará?

Y miramos al adulto que lo acompaña esperando que lo consuele. (Nos mostramos preocupados por el bienestar del niño, de sus emociones…).

Cuando en la calle un perro llora  ó ladra  la reacción general suele ser de malestar por el “ruido” y miramos al adulto que lo acompaña, esperando, el qué? …

Desde Respeto Canino tenemos claro qué esperamos, y nos preocupamos por el bienestar del perro también: Si está sólo puede tener miedo, puede estar incómodo por algo, puede sentirse tan feliz que no puede parar de ladrar, aburrido, puede tener dolor, sentir frío o calor,puede sentirse asustado…Ladridos perros puntocan respeto canino

Existen muchísimos motivos por los que puede ladrar un perro, y es que el ladrido es parte de la comunicación normal y habitual de los perros, tanto adultos como cachorros. Otros cánidos emiten vocalizaciones aunque en ocasiones distintas a los perros debidos a que viven y sobreviven en diferente hábitat.  Y nó sólo los cánidos ladran, biológicamente hablando otras especies animales emiten ladridos.

La información que contienen los ladridos no sólo es válida sino realmente importante en la comunicación canina.  Ya que los perros conviven con los humanos en el seno de su familia, qué menos que intentar familiarizarse y distinguir el significado de estos ladridos.

A parte de darnos información a los humanos, este tipo de comunicación evidentemente es importante con otros congéneres. Los perros distinguen el tono de los ladridos, tanto emocionalmente hablando como si ese tono pertenece a un perro conocido o desconocido actuando de modo diferente ante unos y otros.

Es obvio que nos pueden resultar molestos, pero también lo es, que la obsesión por controlar los ladridos de los perros por parte de los humanos obstaculiza la comunicación entre todos, incluyéndonos. Es cierto que los perros no vocalizan demasiado, pero eso depende de los individuos y sus vivencias.

¿Acaso no acabas gritando cuando sientes o crees que no te escuchan?

Ladrando respeto canino punto canSi realmente tienes problemas por excesivas vocalizaciones del perro, lo ideal es que contactes con un profesional que trabaje desde el respeto canino y evalúe el modo de ayudaros en vuestra convivencia.

A veces jugamos a distinguir los ladridos de los perros, incluso distinguimos los de nuestros perros amigos. Nos sorprendemos cuando uno de nuestros perros amigos que nunca ladraba ladra y evaluamos si esos ladridos son de alegría…miedo…y evidentemente actúamos en consecuencia a ello. No queremos que los perros tengan que gritar en exceso así que nos esforzamos en escucharlos.  Os invitamos a jugar a analizar los ladridos de vuestros perros y qué es lo que ocurre antes, durante y después. Un libro realmente recomendado si deseas profundizar sobre este tema es ¿Qué puedo hacer cuando mi perro … ladra? de Turid Rugaas.

A continuación os dejamos el artículo traducido y completo Perros que Ladran, ¿ruido o comunicación? de Dra Sophia Yin traducido por Perro Verde & Co. para el blog.

Diseño by Can Can.

Respeto Canino espera que os haya resultado útil e interesante!

Gracias!

Anuncios

¿Qué provoca en realidad la citronela a los perros?

Hoy compartimos en Respeto Canino la traducción de un artículo de Theo Stewart en el que reflexiona acerca del uso de collares de citronela en perros para tratar problemas conductuales como el ladrido excesivo:

Mis blogs de “Paws for Thoughts” tratan precisamente de eso, pensamientos. No pretendo sentar cátedra sobre lo que digo o creer que tenemos que creer todo lo que leamos, pero siempre debería generarnos un pensamiento al menos.

Esta idea del pensamieno comenzó con un e mail de un hombre que tenía un cocker spaniel, Bertie. El perro de cuatro años estaba ahora en la que era su tercera casa.

Un par de meses antes, este cliente había anulado nuestra cita porque mi contesador había saltado de manera automática. Obviamente me quedé alucinada.

El hombre me hablaba de la obsesión del pobre Bertie por gruñir bajito y tratar de excavar en la alfombra. Además, su ladrido era tan molesto que su nuevo propietario había seguido usando el collar de citronella que ya le habían puesto en su casa anterior.

De inmediato le expliqué, que aparte de atontar el sentido del olfato de Bertie, este collar únicamente suprimía el estado emocional en lugar de redirigirlo, por lo que le sugerí que dejara de usarlo de inmediato.

Mi meta era descubrir por qué ladraba Bertie. Solía ocurrir cuando escuchaba un ruido en el exterior o pasaban personas o perros que no conocía. Mi plan inicial era enseñarles a Bertie y a su dueño alternativas positivas y efectivas en nuestra consulta que sería unos días después. Éstas deberían incluir distraerle con comida como reforzador al escuchar el ruido que le hacía ladrar, tratando de evitar el ladrido tanto como fuese posible y premiar la conducta alternativa (por ej sentarse tranquilamente), y manejar la situación evitando todos los “disparadores” posibles, como por ejemplo el bloquearle la vista de personas o perros que pasan o mantenerlo en casa durante las horas de mayor movimiento. Me sería más fácil trabajar ciertos “disparadores” que tenía Berie, cuando estábamos en casa.

Tras nuestra primera conversación telefónica, el caballero había abandonado de inmediato el collar de citronella. Casi de inmediato, la conducta de excavar en la alfombra, había desaparecido .

Este email recibido la otra mañana, unas cuantas semanas después, era del dueño de Bertie, diciéndome que me había ingresado un dinero en la cuenta porque estaba muy contento con mi consejo.

“ Bertie ha dejado de quejarse y gruñirse a sí mismo o excavar en la alfombra, y cuando ladra es sólo para advertirnos de que alguien se acerca y su ladrido es ya el que esperarías de cualquier perro. No es ya un perro estresado y el resultado es que ambos estamos mucho más felices”.

Para quien no lo sepa, la citronela se encuentra en sprays y collares anti ladridos. El collar es colocado en el cuello del perro. Cada vez que ladra, una cánula dispara spray de citronela delante de la nariz del perro lo que le resulta tan desagradable que, generalmente, deja de ladrar, al menos momentáneamente. Algunos perros aprenden incluso a qué volúmen ueden hacerlo sin que se dispare el spray, y otros son capaces de detectar el peso de la cánula cuando se vacía, empezando a ladrar entonces, incluso llevando el collar puesto.

No collar citronela respeto canino

Un collar de citronella interfiere en el sentido del olfato y no cambia el estado emocional que se esconde tras la actitud del ladrido.

Sigue leyendo

El Olfato del Perro. Abriendo posibilidades en el día a día.

Siempre recordaré como mi perrita D sacaba las bolas de pienso del cuenco y las repartía por el suelo el salón para comérselas.

Realmente D era muy mala comedora. Le poníamos su cuenco y le deciamos:

-Come cariño… que tienes que crecer ,que sino hay abusones y no podrás con ellos ( jejej)

Ante tal perorarata, nos miraba con ojos de incrédula para seguir en sus 13 de ayuno.

Retirabamos el cuenco casi intacto, mientras seguiamos preocupados porque no se alimentara adecuadamente.

Cuando observamos a D sacar las bolitas del cuenco, tras varias lecturas más que adecuadas…decidimos que el cuenco había pasado a la historia.

A D le aburria toda esa comida en el plato. Resultaba mucho más agradabe, divertido y estimulante encontrar su comida.

collagenariz

Sin duda a los humanos nos cuesta comprender realmente toda la extensión y el alcance del sentido del olfato de los perros.

Los humanos distinguimos 10.000 olores los perros 100.000. Nos quedamos fascinados cuando vemos trabajos de perros detectores de rastros, drogas, explosivos, busqueda de personas… aunque en nuestro día a día les ponemos muchas limitaciones en este aspecto.

A través del olfato los perros se comunican, se orientan y crean zonas seguras. Olores que los humanos no distinguimos, los perros lo detectan rápidamente, incluso a gran distancia y para maravilla de los humanos son capaces de discriminar olores de una manera asombrosa. ¿Qué os evoca un olor agradable? ¿ Y uno desagradabe? Imaginad a los perros!

A partir de esta experiencia mis perritas A y B disfrutan buscando su comida aunque, a veces también comen en su cuenco. Es una manera muy agradable de brindarles la oportunidad diaria de disfrutar de su olfato entre otras cosas.

En este post queremos ofreceros la oportunidad de ir abriendo posibilidades en el día a día de los perros para disfrutar de un sentido tan importante para ellos.

Artículo completo: HORA DE LA CENA DIVERTIDA DE TRADUCCIÓN MARU CAMOGLI.

Además,si os apetece profundizar en el olfato del perro, estos libros os proporcionarán mucha más información  y ejercicios explicados a la maravilla:

Colores en el Viento de Jaime Vidal ( Santi)

El Reino de los Sentidos Anne Lill Kvam

Respeto Canino espera que os haya resultado útil e interesante!

El cachorro y el perro joven por Turid Rugaas

westie-wallpaper

 

Muchos hemos tenido a nuestro lado un cachorro espabilado con el que entrenabamos diferentes comportamientos y además lo hacía todo, todo, todo.

Llegó a la adolescencia y pareció enloquecer, y empezaron los problemas.

Otro cachorro que tuvimos era absolutamente imposible captar su atención o intentar de algún modo trabajar con él, más problemas y aparecía nuestra frustración… y la del perro.

El cachorro no para quieto, no duerme, lo muerde todo. Hay que cansarlo…y, entonces salíamos a correr todos los días 8 kilómetros con él ó ibamos al parque durante tres horas en las que jugaba sin descanso. Al tiempo fué creciendo…y nos dimos cuenta…que el cachorro no estaba descansado, sino todo lo contrario, necesitaba salir a correr mínimo esos 8 kilómetros diarios y si un paseo duraba menos de tres horas se volvía loco. Ups! problemas.

¿ Os suena? ¿ Pero…qué pasa?

Por una parte debemos entender que cada perro es un individuo totalmente diferente en cuanto a forma de ser y aprendizaje y, que nosotros mismos, somos diferentes en cada momento de nuestra vida.

Por otra parte nuestros niveles de exigencia deberían ir acorde a la edad del perro, a su proceso de maduración, a su estado físico.

Igualmente los tiempos de ejercicio o juego deben ir acordes al perro. Un cachorro que aún no se ha terminado de formar físicamente ( ni mentalmente), no está preparado para recorrer kilómetros diarios ni realizar juegos que exigan una condición física determinada.

“No podemos exigir a un niño de 1 año que lea, del mismo modo que no podemos exigir a un cachorro de 3 meses conductas o normas que aún no le hemos enseñado y, que mucho menos hemos afianzado.

Al entrar en la adolescencia algunos perros se aburren, las hormonas les juegan malas pasadas, son cabezas locas, no se autocontrolan…se frustran rápidamente,realmente estos comportamientos son normales a esta edad.

Ya os hemos hablado de Turid Rugaas en nuestro anterior post sobre la locura del perro adolescente. En este artículo hablará del cachorro y del perro joven y nos orientará acerca de las intervenciones que están en nuestra mano realizar para que nuestro perro llegue a ser un adulto sano y equilibrado buscando por nuestra parte la anticipación y la prevención de situaciones no deseadas, intentando la interacción con perros y personas adecuadas.

Lee el artículo completo: EL CACHORRO Y EL PERRO JOVEN. TURID RUGAAS. TRADUCCIÓN NICOLÁS PLANTEROSE.

Respeto Canino espera que os haya resultado útil e interesante!

 

La Locura del Perro Adolescente por Turid Rugaas

Respeto1

 

Turid Rugaas  escribe su libro El Lenguaje de los perros ,Señales de Calma, una invitación formal a la observación de los perros y un conocimiento de su lenguaje natural.
Gracias a su contribución con este libro el mundo del perro ha cambiado en muchos aspectos.

Es educadora canina, adiestradora, escritora y ponente de renombre internacional. Lleva casi toda su vida dedicada al estudio de los perros y su objetivo es el bienestar de los mismos. Turid vive y trabaja en Noruega. Dirige su propia escuela. En los últimos años ha sido una conferenciante incansable, con gran demanda a nivel mundial y pasa mucho tiempo fuera de su casa.

Sus técnicas exluyen cualquier tipo de amenaza o de tratamiento aversivo hacia el perro. Es una gran conocedora del lenguaje canino y de su comportamiento.

La adolescencia  es una de las etapas más complicadas  e incomprendidas en los perros. Tendemos a pensar que son adultos antes de tiempo.

Según Turid no permitimos que los cachorros de desarrollen de una manera natural, con los problemas que ello conlleva. Las reglas humanas no tienen sentido para ellos y  muchas veces se produce el fracaso debido a que no tenemos en cuenta la edad, las capacidades y el desarrollo  del perrro.

En este artículo traducido Turid nos explica lo que es ” La Licencia de Cachorro” y los peligros de nuestras expectativas hacia ellos sin tener en cuenta que son eso, “cachorros” y deben disfrutar de su edad como tal.

A continuación nos explica lo que es un “perro adolescente” y lo que ello conlleva. Se aburren fácilmente y les gusta la velocidad….se sienten incomprendidos. Necesitan también libertad para creder.

Casi todos los que tenemos perro hemos pasado con ellos por estas etapas que pasn tan rápido, y que, confrecuencia olvidamos lo que es normal en estas edades.

Lee el artículo completo: La Locura Adolescente de Turid Rugaas.

Respeto Canino espera que os haya resultado útil e interesante!